EL 31 DICIEMBRE. Año Nuevo Por anomimo Volver a Infidelidad
Esta historia (real) comenzó, un día 31 de diciembres somos varios hermanos ocho en total. Como una fiesta de año nuevo siempre, nos juntábamos en la casa de mi madre las familias comenzaban a llegar incluso un día antes por lo tanto en casa se juntaba mucha gente entre primas, sobrinas, cuñadas hermanos, la casa se hacía muy pequeña por lo tanto debíamos compartir los espacios en las habitaciones, los horarios para la ducha incluso tiempo para las comidas.

Bueno, llegó la hora de los abrazos y todo el mundo le deseaba parabienes a sus congéneres. Así empezó la fiesta con baile y abrazos de las visitas, además llegaban vecinos con sus esposas y la casa era toda alegría.

Cerca de las 02.30 hrs. y entre las visitas y los abrazos se me pasaron las copas. Por lo tanto decidí subir al segundo piso y pasé a mi habitación (para ese tiempo yo estaba soltero) me senté a los pies de mi cama y comencé a desnudarme. Me desvestí completamente, y me acosté como de costumbre. Aún mareado por el alcohol.

De pronto sentí un cuerpo tibio a mi lado, había una persona en mi cama& su perfume era excitante, con mi mano izquierda toqué su cadera y me di cuenta que era una mujer, de piel muy suave, el contorno de sus caderas muy pronunciadas, recorrí con mi mano su espalda y noté que no tenía sujetador, llevé mi mano a sus pechos y los encontré completamente desnudos tibios, firmes al tacto, y sentí un leve gemido, en esos momentos me apegué con todo mi cuerpo al de ella y pude sentir la tibieza de sus piernas sus glúteos, la tomé firme por su hombro izquierdo y la voltee para dejarla boca arriba tenía a una hermosa mujer desnuda en mi cama, eso me excitó mucho, nunca pensé en las consecuencias, ni siquiera puse cerrojo a la puerta, una vez que ella estaba boca arriba puse mi mano sobre su sexo y lo acaricié suavemente bajé su diminuta tanga y me subí sobre ella, en esos momentos me habla al oído y me dice:  que haces, esto no está bien a lo que yo respondo, con un ssshhh, silencio, con mis manos acaricio sus piernas y se las separo. Así la penetré, y pude sentir su sexo tibio húmedo excitante&

Después se unos minutos solo rocé sus labios para pedirle silencio, ella no abrió la boca. Pero pude sentir su corazón latiendo muy fuerte, el ritmo de su respirar muy excitado. Me quedé dormido a su lado&sin saber quien era& A la mañana siguiente, me desperté con algunas voces, no había nadie en la habitación. Solo en el pasillo reían los niños menores y uno que otro adulto daba órdenes, traté de dormi aquí&

Volví de vacaciones a mediados de enero y durante este tiempo no pude olvidar esa noche&hasta soñaba con ella y su perfume. Un día mientras trabajaba, recibí un llamado, era ella Susana, me saludó muy afectivamente y después me preguntó donde había estado de vacaciones, le conté sin mayores detalles, al preguntar el motivo de su llamado, me dijo: recuerdas cuando nos despedimos&te dije me debes una y bien yo le pregunté que podía hacer para remediar esa situación así y todo me citó para un día sábado después de almuerzo…a su casa, yo no quise por temor a mi hermano y mis sobrinas. Acordamos encontrarnos en la estación del metro&a las hora y día indicado ella esta ahí, esperado como una leona a su presa, me dolió el estómago, la observé desde la distancia, vestía una blusa floreada muy vaporosa, casi transparente, su sostén de color piel, unos jeans muy ajustados de color negro que le hacia ver muy delgada y de piernas largas.

Me aproximé y la saludé como de costumbre con un beso en la mejilla. Ella sonrió y me dijo que me encontraba muy tímido, conversamos un poco, de varios temas mientras caminábamos tomados de la mano como dos novios, de pronto la conversación cambió de tema y comenzamos a hablar de sexo y sensaciones físicas. Entramos a un café, bebimos algo y me preguntó que había pasado por mi mente esa noche de año nuevo, yo fui siempre muy sincero y le confesé que no sabía quien era hast

a que al día siguiente en que se despidió y me dejó helado con su comentario& y además que durante el período de vacaciones solo había pensado en ella& me dijo que ella tenía mucho temor a ser descubierta acostado con el hermano de su esposo. Así que no disfrutó mucho… por lo tanto yo había quedado en deuda con ella. Aproveché la situación y le plantee directamente el ir inmediatamente a remediar la situación, así que salimos por las calles a buscar un motel&una vez en el interior de la habitación, la abracé, la acaricié, besé sus labios, ella, cerró sus ojos y se entregó a mis caricias. La recosté sobre la cama y fui besando cada espacio de su piel a medida que mis manos desnudaban su cuerpo. No pensaba en la esposa de mi hermano. Al igual que aquella noche solo tenía una hermosa mujer entre mis brazos& así la desnudé por completo y acaricié sus lindos pechos que ahora podía ver y tener en mis labios por el tiempo que yo quisiera…recorrí su espalda para llegar a su trasero redondo lindo. Tibio le acaricié su conchita y la noté muy mojada excitada así que me dediqué a besarla chuparla para sentir y probar sus jugos.

Ella no se quedó y tomó mi miembro y comenzó a acariciarlo y besarlo hasta introducirlo todo en su boca, jugamos con nuestros cuerpos acariciándonos y besándonos, me recliné sobre ella y ahora le pedí que me dejara tomarla, quería que fuera mía con toda su voluntad y ella me susurró al oído. Es tal como yo lo soñé&quiero ser tuya y se entregó a mi, después de alcanzar el orgasmo, bebimos un poco de jugos de fruta el que yo derramaba sobre sus pechos y su vientre, después lo bebía lamiendo su piel…de pronto se me ocurrió poner un trozo de hielo en mi boca&y comencé a besar su conchita…y sin que ella lo notara puse el trozo de hielo en su clítoris, a lo que reaccionó con unos gemidos excitantes y me decía dame más y más, así logró otro orgasmo sobre mi boca.

               
Bienvenido Masajistas Comentarios Sexshop Anuncia Aqui Contacto  
  2010 sensualvip es marca registrada. (C) Todos los derechos reservados | ESCORTS NIVEL VIP | info@sensualvip.com